Cepillos dentales, sus inicios y evolución

127

Diversas investigaciones indican que aunque previamente se utilizaban rudimentarios utensilios (palos masticables, ramas de areca, etc) para limpiar los dientes, el cepillo, prácticamente, como lo conocemos hoy en día surgió en el siglo XV, concretamente en China en 1498. Fue creado por un emperador y para ello colocó cerdas de pelo de cuello de puerco salvaje en un mango de hueso.

Antes del cepillo dental, los habitantes de la Península Arábiga, el norte de África y La India se limpiaban los dientes con palitos masticables hechos con el árbol Salvadora pérsica. Los europeos se limpiaban los dientes con trapos envueltos en sal u hollín.
los primeros cepillos dentales se confeccionaron con pelos de animales, como el cerdo, el jabalí, el caballo y el tejón. Y para fabricar los mangos, se utilizaba además de hueso, la madera y el marfil.
Durante el siglo XVII, los viajeros y navegantes fueron los que llevaron el cepillo dental a Europa que comenzó siendo un artículo de lujo utilizado exclusivamente por una élite. Como las cerdas de puerco resultaban muy fuertes y producían irritación y molestias bucales se sustituyeron por cerdas de la crin del caballo.

Durante el siglo XIX los dentistas comprobaron que los cepillos de pelo animal eran una fuente de microbios, por su porosidad y mantenimiento de la humedad. Por ello, para evitar infecciones en las encías a partir de dichas bacterias y hongos, se empezó a recomendar la esterilización de los cepillos con agua hirviendo. Hacia finales del siglo XIX se populariza el uso del cepillo ya que empieza a fabricarse a gran escala: En 1935 tras la invención de nylon se aplica al cepillo dental ya que es resistente y flexible y a la vez, brinda un mejor cepillado y tiene resistencia a la contaminación por bacterias.

Posteriormente, se han introducido muchas mejoras, buscando ofrecer un elemento para facilitar el cepillado dental acorde a las diferentes necesidades que tienen las personas.
El primer cepillo eléctrico se inventó en Estados Unidos en 1960. A partir del año 2000, la población accede a la tecnología del cepillado dental, gracias a la comercialización de cepillos dentales eléctricos de bajo precio.
Actualmente hay una amplia variedad de cepillos tanto manuales como eléctricos así como distintos tamaños, grosores y tipos de cerdas.
Si quieres el mejor asesoramiento sobre el tipo de cepillo que debes usar no dudes en consultar con un buen profesional como los que encontrarás en Hogar Dental